jueves, 27 de octubre de 2016

Nunca estés triste



Nunca estés triste, en tu soledad
sentada, abrazando a la realidad
que tu llanto del pasado
se muera, y se quede apagado.
Abrázame con tu deliciosa dulzura
para reavivar nuestra dulce locura
alumbro mi corazón con tu lucero
para que nunca olvides que te quiero.
En un mundo tan lleno de colores
elige uno de ellos, pero no llores
y cuando ya no respire y muera
te seguiré amando detrás de la barrera.

3 comentarios:

  1. Amigo Pedro Atamirano te hago una cordial invitacion a mi comunidad en Google+ llamada Anidando letras♥
    tus letras me parecen fantasticas...y me gustaria las postearas ahi...
    bellos tus versos...ten muy buen dia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Aderet Ela será un placer un saludo

      Eliminar
  2. Es la primera vez. Acabo de descubrirte Pedro.
    Me parece tan fresco y original, tu blog, que a partir de hoy, prometo visitarte constantemente.

    ResponderEliminar